Norma y subjetivación en torno ?al poder? la ?verdad? y ?la norma?

Norma y subjetivación en torno “al poder” la “verdad” y “la norma”

 

Reisel 

 

La norma desde el sentido común refiere a aquello que sigue un patrón regular, es decir, lo que se adecua o transita dentro de los márgenes de la norma. Esta simple definición generalista, nada extraña por lo demás, nos instala en una problemática “determinante” en las prácticas sociales, precisamente en la delimitación entre “lo normal” –aquello que sigue la norma, el patrón regular- y su opuesto; lo anormal –que no sigue patrón y se escapa del conducto regular-. ¿Y por qué digo “problemática determinante”? Porque pareciera ser que aquello definido como normal, “consensuado como normal”, y establecido en cada esfera social -y subjetiva- como normal, nos delimita, conduce y moldea, para seguir aquel patrón regular del cual nos habla la norma, aún cuando nuestras reflexiones respecto a la vida social e intersubjetiva puedan diferir de aquella delimitación, sobre todo por asuntos políticos.

Centremos entonces nuestro análisis y problemática en algún tema que refleje lo expuesto en el párrafo anterior. La idea entonces, será poner en juego estas construcciones de lo normal y anormal en un nivel social, develando aquello que esta tras estas convenciones respecto de los procesos sociales. Uno de los engranajes que articula estos discursos normativos entorno a lo social en la sociedad moderna es el conocimiento, en el enlace entre saber y poder adquiere un lugar protagónico, pues encarna la  validación racional de los principios de acción[1] de los aparatos reguladores de las sociedades modernas, con lo cual delimitan la acción,  generan una legitimación que afirma lo normal, dándole incluso en ocasiones un carácter de “natural”, un ejemplo de esto se puede encontrar en la masiva necesidad de llamar a “expertos” para hablar de temas particulares transmitidos en los medios de comunicación televisados (Si el médico lo recetó, es indiscutible el hecho de curar el resfrío con paracetamol y amoxisilina, no obstante, los síntomas del resfrío pueden ser paliados con hierbas medicinales). Si antes la lógica imperante era la “de la espada” en donde, quien no cumplía con los parámetros sociales -desde lo normativo-, se eliminaba, matándose. Hoy en día nuestra sociedad  se sirve del saber para buscar hacer que aquel -que por diferentes motivos- se escapo de la norma, vuelva a ella y aquel que aún no la conoce la internalice y respete. Podemos graficar lo anterior en algunas instituciones totales[2] como lo son; las cárceles y los programas de reinserción, también los manicomios, los colegios, las leyes, la familia etc. La conducción social ahora tiene que ver con el control, en esa especie de “secuestración moderna” a la cual hace referencia Foucault (1986, p.216)[3], pero con estrategias y dispositivos diversos, una secuestración podríamos decir, mas tecnológica.

Entonces, si ya sabemos que el poder no tiene una localidad física rígida que se ubique en un lugar determinando[4],  en palabras de Foucault “El poder no se posee pues se juega constantemente, se arriesga… El poder no se encuentra nunca total, enteramente en una parte. No se sitúan de un lado aquellos que “tienen” el poder y de otro aquellos que no lo tiene en absoluto”[5] (1986, pags. 211-212) por lo tanto, no es que “esos” que tiene el poder nos determinen y delimiten según sus propios intereses y según su propia condiciones de poder, sino que hay más elementos que entran en juego, que generan –y alimentan- estas construcciones en torno a las relaciones dinámicas de poder, lo que si ocurre es que en ocasiones existen  centralizaciones de poder que se totalizan y anulan al sujeto, de manera directa, coercitiva o estratégica, no obstante tal como dirá el autor siempre que esto se extrema, aparecen resistencias. El poder entonces será comprendido como redes de tránsito entre la sociedad y los sujetos-actores[6] podemos encontrar el poder inserto en cada espacio, en cada lugar, acción, incluso en una conversación. 

Vinculado a lo anterior, el saber científico (desde el método que direcciona a la razón –base de la modernidad-)[7] se pone al centro de la sociedad moderna como recurso de legitimación, un claro ejemplo de esto, lo podemos encontrar a la vuelta de la esquina; en el policlínico. Nadie –o muy pocos- piensan en asistir a un chaman, o a la veterana del barrio –sabiduría popular- cuando se padece algún malestar físico, por el contrario, lo primero que hacemos los sujetos sociales es ir a ver al tipo de delantal blanco y lo segundo, correr a la farmacia a comprar el medicamento que solucione prontamente el malestar. Por otra parte, también podemos graficarlo cuando vemos que en la tv-como lo anticipábamos al final de la pagina 1- Para abordar alguna temática con relación a problemas familiares y se invita a un “experto” para que hable –con la propiedad que le confiere el titulo- sobre algún tema en particular, dándole mayor “seriedad” y el carácter de “verdadero” a lo que salga de la boca de aquel experto. Esta calificación en el orden de lo verdadero anula o invisibiliza cualquier otra posibilidad de existencia que no se articule desde las directrices ya demostradas por la verdad.

 Conviene aclarar que la verdad –como imperativo natural-  no existe como tal respecto de lo social, es decir, existe en tanto que construcción y acción concreta, pero no como un absoluto que se nos escapa del cuerpo y la experiencia. La verdad es una construcción[8], que integra elementos históricos, políticos, discursivos, culturales, relacionales, etc.. Sin embargo ésta adquiere peso y nivel simbólico en la concepción de norma que establecemos, precisamente por el carácter de “natural y cierto” que le acompaña, además de la socialización en la cual se reproduce. El método científico se fundamenta por la búsqueda de la certeza, el conocimiento entonces busca la certeza y nos habla desde verdades o supuestos, desde un verdad legitimada. Podemos ver que hoy, similar a aquel Estado- centralizado de los siglos XVII y XVIII que describe Foucault en su texto “el poder y la norma” (1986), el saber funciona como una especie de co-relato del poder, posibilitando una sistematización del mismo y entregando herramientas teóricas que le permiten expandirse.

La norma es construida, establecida, internalizada y reproducida por las personas y se puede ver reflejada en acciones tan cotidianas como cruzar la calle cuando el semáforo te da verde, ir al médico cuando te duele la cabeza, ir al colegio -1º básico a 4º medio, por obligación-, saludar cuando recién conoces a alguien, monogamia y hetero-norma en las relaciones amorosas, etc. Y no seguir la norma, te hace caer abruptamente en el plano de la anormalidad, de lo anómalo, lo raro, aquello que antes merecía ser extirpado, pero hoy reformado. Ciertamente, moverte por el plano opuesto a la norma o el patrón común, puede traer sus consecuencias –en este caso judiciales y concretas- como ir a la cárcel por beber en la vía pública, o por golpear al vecino, o por atentar contra el “orden público”, o por pensar distinto, por ser mapuche, por negra/o (la sospecha), por ser anarquista[9], mujer etc. Por otra parte te puede traer reparo amoroso, ser catalogado por la sociedad como “loco”, como “delincuente”, “antisocial” –teniendo lugar incluso en un manual de psiquiatría; DSM-IV o CIE10-, ¡satanas!, (porque el poder y la norma también se sirven de juicios valóricos -sobre lo bueno y lo malo- o construcciones morales ) “desnaturalizada” por querer abortar, drogadicto por fumar un cigarrillo de marihuana –que paradójicamente no ha provocado ninguna muerte o desgracia como si lo han hecho, algunas drogas legales –apegadas a la norma- como el alcohol y cigarrillos-, resulta interesante en este punto traer a discusión la lucha de Bolivia contra la políticas internacionales que quieren criminalizar el uso de la coca, es interesante el centro puesto en la tradición, lo cual implica una construcción de sentidos en torno a la experiencia y aprendizajes intersubjetivos de una comunidad, además de ser también un centro económico e identitario de los sujetos Bolivianos (este discurso se encuentra en los habitantes de las comunidades, los grafitis en las calles, el discurso de Evo, los habitantes de las Yungas, etc)[10]. Volviendo al hilo conductor de este ensayo, la norma como construcción social así como interpela y direcciona las acciones de los individuos, también construye sentidos y sujetos que los encarnan, lo cual es de gran relevancia, a la hora de pensar las normas sociales de la sociedad Chilena actual.

Entonces, una vez definidos los márgenes que rodean una verdad, se establece una norma que mediante diferentes dispositivos produce y reproduce  delimita la conducta y acción humana. Los dispositivos según Goirgio Agamben refieren a una “serie de prácticas y de mecanismos (conjuntamente lingüísticos y no lingüísticos, jurídicos, técnicos y militares) con el objetivo de hacer frente a una urgencia y de conseguir un efecto” (2006, s/d) responden entonces a esta emergencia de administrar, controlar y dirigir lo social desde campos hegemónicos y las necesidades reproductivas de las fuerzas hegemónicas dominantes.

De esta forma se hace necesario  un “Estado” que administre tu vida, un colegio que te eduque, una calle que regule tu camino, una relación monógama, un sistema de inscripción automática para votar y depositar tu pequeña piedrita “democrática” asociada a las ideologías neoliberales, leyes que te regulen, transnacionales que sacien tu hambre, tarjetas de crédito, calles para llenar de autos, departamentos que aglutinan personas en las ciudades, celulares, televisión per cápita, construcciones culturales de género asociado a genitales, etc. Todos estos, dispositivos al servicio de la dominación “improfanable[11].

A modo de conclusión, quisiera plantear que aún cuando ubicar el poder en algunos lugares específicos como el Estado nos reduzca el análisis y nos introduzca más bien a una discusión político ideológica muchas veces distanciada de la realidad micro social, efectivamente existen parámetros que regulan la vida social y subjetiva que se naturalizan, parámetros muchas veces construidos desde los campos hegemónicos de dominación, lo cual tiene implicancias directas, concretas sobre las personas, directa sobre el niño de 7 años de la Pintana,  dopado con un derivado del ritalin (Metilfenidato) tan solo por no encajar con el patrón de aprendizaje establecido como normal, ahí están implicadas fuerzas hegemónicas como el conocimiento científico y la industria farmacéutica, además de los márgenes educativos que establece el Estado y que interpela a todos los actores involucrados en mayor o menos medida. Entonces si la norma determina a los sujetos, los construye, ordena y reproduce hay que estudiar las formas y mecanismos de transformación social y emancipación que permitan construir una vivencia colectiva (o un desarrollo comunitario[12]) que sea el reflejo de las necesidades reales (materiales y ontológicas) de los sujetos y no de las necesidades de la hegemonía.  

 

 

 

 

 

Referencias Bibliográficas

 

-          Castel, R. (2006) La metamorfosis de la cuestión social. Una crónica del salariado. Buenos Aires: Paidos.

-          Canguilhem, G. (2005) Lo normal y lo patológico. Editores, S.A. de C.V.

-          Agamben, G. (2006) ¿qué es un dispositivo?. Ediciones Paidos.

-          Foucault, M. (1986) Discurso, poder. Lecturas sobre Michel Foucault. Vol 3.Santiago de Compostela: Universidad Santiago de la Compostela. Ed: En R. Máiz.


Notas al Pie

[1] Ejemplo macro, una política pública, un ejemplo micro heterosexualidad obligatoria naturalizada.

[2] Consultar  en Erving Goffman, Internados: Ensayos sobre la situación social de 1os enfermos

mentales (Buenos Aires: Amorrortu Editores, 1972). Primera

edición en inglés, 196 1.

[4] Para articular el poder distinta a la noción tradicional Weberiana que aún considerando las relaciones de poder las reducía a una matriz dicotómica entre a y b, revisar Foucault 1975; 1984

[5] Es esto lo que nos permite hablar por ejemplo de “empoderamiento”, para entender la peculiaridad de un poder que se mueve y se ubica en todos los espacios, incluso en nuestro espacio interno, por lo cual se puede ejercer.

[6] Garretón 2014; 2015

[7] Me refiero al método científico y a los preceptos ilustrados de la modernidad.

[8] Ver Socio construccionismo de Gergen (2007) y material audio visual https://www.youtube.com/watch?v=COJaS8C1erM&noredirect=1

[9] Vease tesina de pregrado Silva, J (2013) Universidad Academia de Humanismo Cristiano

[10] Esta información la obtuve en mi segundo viaje a Bolivia, cuando viaje por la yungas hasta llegar a Tocaña, una de la comunidades Afro-Bolivianas, reconocidas por el Estado plurinacional de Bolivia.

[11] Finaliza su escrito Giorgio Agambel diciendo que “Profanar se ha vuelto imposible (o al menos exige procedimiento especiales). Si profanar significa devolver al uso común lo que fue separado de la esfera de lo sagrado, la religión capitalista, en su fase extrema apunta a la creación de un absolutamente improfanable ”(2006)

 

[12] La comunidad es referida desde las nociones de  la psicología Social Comunitaria (venida de las perspectivas críticas Latinoaméricanas) y las inquietudes que esta versión plantea. Para mayor profundización en la materia revisar Asún & Unger 2007: Marín, 1980: Montero, 1984: Unger, 2011. 

|

Comentarios

I am very happy to read this. This is the kind of manual that needs to be given and not the accidental misinformation that's at the other blogs. Appreciate your sharing this greatest doc.
Responder
Woah! I'm really enjoying the template/theme of this blog. It's simple, yet effective. A lot of times it's difficult to get that "perfect balance" between user friendliness and visual appearance. I must say you have done a amazing job with this. In addition, the blog loads very quick for me on Safari. Exceptional Blog!
Responder
First off I want to say wonderful blog! I had a quick question in which I'd like to ask if you don't mind. I was curious to know how you center yourself and clear your thoughts prior to writing. I have had a difficult time clearing my thoughts in getting my thoughts out there. I do take pleasure in writing however it just seems like the first 10 to 15 minutes tend to be wasted just trying to figure out how to begin. Any recommendations or hints? Thank you!
Responder
Nice post. I learn something totally new and challenging on sites I stumbleupon everyday. It will always be interesting to read content from other authors and practice something from their sites.
Responder
If you would like to get a good deal from this paragraph then you have to apply such techniques to your won webpage.
Responder
Wow, awesome blog structure! How lengthy have you been running a blog for? you made blogging glance easy. The whole look of your site is fantastic, as well as the content material!
Responder
When someone writes an article he/she keeps the idea of a user in his/her brain that how a user can be aware of it. Thus that's why this piece of writing is outstdanding. Thanks!
Responder
Exactly what I was searching for, appreciate it for posting.
Responder
It's great that you are getting thoughts from this paragraph as well as from our dialogue made here.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar